Acerca de

Los Residuos Peligrosos en México

Según la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR), los residuos peligrosos son aquellos que poseen alguna de las características de corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad, o que contengan agentes infecciosos que les confieran peligrosidad, así como envases, recipientes, embalajes y suelos que hayan sido contaminados cuando se transfieran a otro sitio.

En el año de 1994 se empezaron a realizar estimaciones del volumen de los residuos peligrosos generados en el país. Dichas estimaciones eran elaboradas por el Instituto Nacional de Ecología (INE). Sin embargo, a lo largo de los años, las cifras han sido muy inestables, ya que la obtención de datos se basa únicamente en la información reportada de manera voluntaria por las empresas que generan o tratan este tipo de residuos.

El informe más reciente de la Situación del Medio Ambiente en México que está publicado en la red es la edición del 2012, en el podemos encontrar la siguiente tabla:

tablita

En ella podemos observar los datos de generación de residuos peligrosos obtenidos a partir de las empresas registradas en el Padrón de Generadores de Residuos Peligrosos (el cual no incluye a la totalidad de las empresas que producen RP en el país). La generación estimada muestra una tendencia a aumentar con el tiempo, así como ha aumentado también el número de empresas generadoras. Sin embargo, notamos cómo el valor de generación de RP, baja repentinamente de 6.2 a 1.92 millones de toneladas, en el periodo de 2004 a 2011, pese a que el número de empresas generadoras casi se duplicó durante ese tiempo.

Las razones que da la SEMARNAT para explicar esta diferencia son las siguientes:

  1. El número de empresas y delegaciones que se usaron para calcular el volumen generado.
  2. La depuración del padrón y la revisión de los reportes de generación de las delegaciones que permitieron eliminar las duplicidades en las empresas, así como a los errores de estimación de generación de los RP por parte de los generadores.
  3. La modificación de la NOM-052-SEMARNAT-1993 (actualmente NOM-052-SEMARNAT-2005) que establece las características de los residuos para ser considerados peligrosos, y de la cual se eliminaron los jales mineros y los recortes de perforación de la industria petrolera, los cuales constituían una importante fracción del total de RP generados reportados en estimaciones anteriores.

Consultando otras fuentes (Díaz-Barriga, 1996), nos encontramos con que hay incoherencias y ambigüedades en los datos oficiales publicados. Según datos del investigador de la UASLP, se estimaba que para 1995 la generación de RP rondaría entre 7 y 7.5 millones de toneladas anuales, lo cual dista de los datos presentados por SEMARNAT en la tabla anterior.

Siguiendo con las estimaciones del Dr. Díaz Barriga, si se generan 7.5 millones de toneladas al año, en ese mismo lapso se producen 123 millones de toneladas de residuos mineros, casi 30 millones de toneladas de los provenientes de la industria química y prácticamente 12 millones de toneladas de agroquímicos.  Sin embargo, estos 165 millones de toneladas adicionales no están consideradas como peligrosas, no existiendo un sustento claro para su exclusión, ¿Cómo debemos considerar a estos residuos?

Teniendo como referencia estos datos, (a consecuencia de que los oficiales son ambiguos  y los datos académicos para contrastar  son escasos) si sólo 7.5 millones de toneladas son consideradas como peligrosas, tenemos que el 96% de los residuos, no se están manejando de forma adecuada (Díaz-Barriga,1996:281), lo cual es preocupante, ya que esos residuos que no han sido tratados de manera correcta, terminarán en ríos, desiertos o incinerados ilegalmente, provocando daños irreversibles en el ambiente y en la salud de las poblaciones que viven cercanas a ellos.

tambos1
Imagen recuperada de: Díaz-Barriga, 2017

Esta situación se agrava si se considera que algunos países trasladan ilegalmente sus residuos peligrosos a México. En el trabajo de Hernández-Mendoza (2007:14) se estima que la importación de sustancias peligrosas asciende a 3.7 millones de toneladas por año, y se importan aproximadamente 600 toneladas al año de residuos peligrosos sólo para su reciclaje. Pese a que la normatividad nacional prohíbe la importación de sustancias peligrosas para su tratamiento o confinamiento en el país, siendo esta última la alternativa más barata y recurrida para deshacerse de los RP. 

Actualmente, se han formado grupos de investigación y proyectado programas gubernamentales con solidez financiera, los cuales abordan los temas de contaminación atmosférica y del agua. Pues bien, la problemática de los residuos peligrosos debería merecer la misma atención y tratamiento; ya que en ella intervienen intereses políticos, económicos, técnicos y sociales. Por lo tanto, una solución integral debería incluir a los siguientes sectores: los tres niveles de gobierno, así como el establecimiento de una política ambiental en correlación con la agenda pública, involucramiento y participación del Sector Salud, grupos sólidos de investigadores y laboratorios, pero sobretodo, la participación de la sociedad.

Las comunidades expuestas a sitios contaminados, así como aquellas seleccionadas para recibir incineradores o confinamientos, tienen derecho a estar informadas. La consulta pública y la participación de la sociedad cuando los planes ya están instrumentados únicamente generan desconfianza y rechazo. Tampoco debe cambiarse un posible riesgo para la salud por las promesas de un progreso económico. La sociedad debe y tiene que ser informada. Una sociedad tratada con madurez toma decisiones maduras; una sociedad tratada con silencios, generará su propio ruido (Díaz-Barriga, 1996:287).

soc
Imagen recuperada de: Colectivo Si a la Vida, 2017

Bibliografía consultada


Localización de Confinamientos de Residuos Tóxicos

Tiraderos Tóxicos


Atlas de Justicia Ambiental

El Atlas de Justicia Ambiental es un recurso de enseñanza, redes y defensa. Los estrategas, activistas organizadores, académicos y los docentes encontrarán muchos usos para la base de datos, así como para los ciudadanos que quieran aprender más acerca de los conflictos, a menudo invisibles, que están teniendo lugar.

(Haz clic sobre el mapa)

eja

 

Anuncios